Del Café de las Sonrisas a la isla de Ometepe

Últimamente por unas cosas u otras no podemos dormir toda la noche del tirón. Anoche cada hora nos teníamos que despertar para ir poniéndole el termómetro a Andrea. Llegó a tener hasta 38.4 grados pero luego ya durante el transcurso de la noche le fue bajando, menos mal porque no teníamos ninguna ilusión de conocer el hospital de Granada, con el de León ya tuvimos suficiente…

Durante el día se ha ido sintiendo mejor aunque de vez en cuando le da por estornudar, pero ya no es como ayer.

 

Lo primero que fuimos nada más levantarnos fue al Café de las Sonrisas para encontrarnos con Gari y Antonio. Gari tiene 28 años es de San Sebastián (España) y  nos estuvo contando su experiencia como voluntario por diferentes lugares de Latinoamérica. Gari es arquitecto y ha trabajado con diferentes organizaciones, sin embargo las más grandes son las que más le han defraudado y por eso está aquí en el Centro Social Tío Antonio. Ésta es la segunda vez que viene a colaborar en el centro, la primera vez estuvo sólo unos meses, pero ahora quiere quedarse por lo menos un par de años. Le toca hacer un poco de todo pero su función principal es la de diseñar una escuela donde puedan acudir niños con necesidades especiales.

 

Antonio tiene 47 años es originario de Valencia (España) y ya lleva 7 años viviendo en Nicaragua. Llegó a Nicaragua de rebote porque su idea, tras pasar 4 años en Nueva York como cocinero, era abrir su propio restaurante en Costa Rica. Pero Costa Rica le defraudó, no era el ambiente latino que estaba buscando. Se fue de vacaciones a Nicaragua y como él dice, se enamoró del país. Por circunstancias de la vida conoció a un niño sordomudo y cuando se tenía que marchar hubiera podido optar por lo más fácil, darle un regalito y todos tan felices. Sin embargo se las arregló para darle una educación digna, pero le fueron llegando más niños con problemas similares y cuando se dio cuenta estaba en Granada con un buen número de niños y jóvenes con discapacidad dependiendo de él.

 

El tiempo había transcurrió y sus recursos económicos se fueron agotando, así que montó un hotel para tratar de ser autosuficiente, pero fracasó. Se quedó en la ruina y con muchos jóvenes dependientes de él. Pidió ayuda a sus amigos y familiares en España y gracias al dinero que recibió pudo abrir un taller de hamacas y el café de las sonrisas, así se fundó el Centro Social Tío Antonio. La idea es ser autosuficientes para no depender de subvenciones o apadrinamientos, pero es una tarea muy difícil. En total Antonio emplea a unos 45 chicos, 45 jóvenes a los que se les ha dado la oportunidad de un trabajo digno, de no depender de nadie y lo más importante, de que se sientan orgullosos de lo que son. Si no fuera por el trabajo que se hace desde éste centro todos éstos muchachos estarían marginados socialmente.

 

Como nos decía Antonio llegar hasta donde están ahora ha sido muy difícil, pero ahora con la crisis que está pegando a medio mundo lo es mucho más. Su mayor fuente de ingresos es la exportación de hamacas y aunque las venden a un precio muy bajo les está costando dar salida a sus productos últimamente como consecuencia de la crisis. Lo malo es que él no puede hacer recortes de personal, eso significaría la perdición, no solo de esa persona, sino también la de su familia, ya que en muchos casos ellos son los únicos que llevan algún ingreso a sus hogares.

 

Como nos decía Antonio llegar hasta donde están ahora ha sido muy difícil, pero ahora con la crisis que está pegando a medio mundo lo es mucho más. Su mayor fuente de ingresos es la exportación de hamacas y aunque las venden a un precio muy bajo les está costando dar salida a sus productos últimamente como consecuencia de la crisis. Lo malo es que él no puede hacer recortes de personal, eso significaría la perdición, no solo de esa persona, sino también la de su familia, ya que en muchos casos ellos son los únicos que llevan algún ingreso a sus hogares.

 

Antonio también se queja del daño que hace el turismo solidario. Por un lado todos  aquellos turistas que llegan y bien , o les dan limosna a los niños de la calle o les compran comida. El daño que hacen a todos éstos jóvenes a corto y medio plazo es casi irreparable porque se acostumbran a las limosnas de los turistas y luego no quieren trabajar porque así les va mejor que trabajando. Por otro lado están todas aquellas personas que con su buen afán de ayudar se gastan un dineral en viajes, alojamiento y mandar cosas cuando todo ese dinero si se administrara    por personas locales rendiría mucho más.

 

Tuvimos una charla muy interesante y nos dio muchos más detalles de su organización, datos de Nicaragua y por qué hay un índice tan alto de niños con algún tipo de discapacidad. Esperamos tener tiempo durante los próximos días para subir el video sobre el Centro Social Tío Antonio, pero por ahora algo para ir pensando: una de las causas por las que hay tanto joven con alguna discapacidad es la auto-medicación durante el embarazo de las madres y los pesticidas que envía EEUU. 

 

Cuando salimos del Café de las Sonrisas, comimos algo y nos dirigimos a San Jorge en donde teníamos reservado un espacio en el Ferry Che Guevara que nos llevaría hasta la isla de Ometepe. Nuestro ferry salía a las 16:00 pero a las 14:00 ya estábamos allí para tener tiempo suficiente. Primero pagamos para poder dirigirnos al puerto (20 córdobas), después  los billetes del ferry (ida y vuelta por la Zaigua y nosotros fueron 820 córdobas), luego por entrar cada uno al puerto tuvimos que pagar 10 córdobas más y por la Zaigua otros 94 córdobas, aquí hay que pagar por todo.

 

Se nos hizo raro viajar en ferry pero fue algo muy diferente y divertido, además las vistas eran muy bonitas aunque al final comenzó a llover y se cubrieron de nubes los volcanes. Llegamos a Moyogalpa (en la isla de Ometee) justo antes del anochecer. No teníamos ni idea de donde dirigirnos para pasar la noche. Nos habían dicho que Charco Verde estaba bonito, asique aquí estamos dentro de la furgoneta (porque está lloviendo) ya con ganas de acostarnos y empezar a explorar la isla mañana.

 

David

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Richard (viernes, 09 noviembre 2012 16:15)

    Hi,
    Please send me contact info re hammocks. I need somebody to weave the fabric for my lounge swings. What we sat on for the picture in your blog.
    Thanks,
    RWC

  • #2

    Zaigua (viernes, 09 noviembre 2012 17:08)

    Hi Richard, you can contact them through their webpage. It is English too. Their work is amazing, we totally recommend them.
    http://www.tioantonio.org/

    If you can't contact them let us know.
    Regards

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified