Costa Rica, Pura Vida

Como cualquier día que nos toca pasar una frontera (y ésta va a ser la cuarta) nos toca levantarnos un poco más temprano, especialmente hoy que el ferry salía a las 11 y no lo podíamos perder. Cuando acabé mis ejercicios y fui a levantar a Andrea note que la Zaigua tenía más hormigas de lo normal, ayer ya las habíamos visto, pero no le dimos mayor importancia, al fin y al cabo estás en medio de la naturaleza y es normal.  Pero hoy ya era demasiado y siguiendo el camino de hormigas vimos que ya habían instalado su hormiguero debajo de nuestra cama!!!, solo falta que ahora no nos dejen cruzar la frontera por tráfico de animales…

No podíamos hacer mucho por la situación hasta que llegáramos a Rivas donde podríamos encontrar algún producto para eliminarlas, pero le echamos un líquido que tenemos para limpiar nuestros “muebles” y medio funcionó.

 

Lavando en el lago
Lavando en el lago
Lleno de güiris
Lleno de güiris

Acabamos de recoger y nos dirigimos hacia el muelle. Llegamos justo a la hora y nada más aparcar ya tocó otra vez sacar a pasear la cartera por los “impuestos locales”: C50 por embarcar la Zaigua y C81 por utilización del muelle.

Metí la Zaigua en el ferry y a las 11 en punto salimos rumbo a San Jorge. Esta vez el barco iba lleno de gente, había muchos extranjeros y también había más vehículos así que tardamos un poco más. 

 

Llegamos al muelle de San Jorge, desembarcamos, llenamos el depósito y fuimos al super a hacer la última compra (en Nicaragua, la gasolina y la comida es más barato que en Costa Rica, así que había que aprovechar).

Obviamente en el super no se nos olvidó comprar un insecticida, y mientras estábamos fumigando la Zaigua oímos un golpe metálico y unos segundos después apareció rodando una pelota de baseball. Estábamos al lado del estadio y había partido oficial de liga, no sé como sabían que ya nos íbamos y nos querían dar ese último souvenir…

 

Souvenir
Souvenir

De camino hacia Costa Rica ya íbamos un poco intranquilos ya que no queríamos repetir experiencia de nuestra entrada a Nicaragua, pero ésta vez todo fue más sencillo aunque se demoró bastante.

Llegamos a migración y sellamos nuestros pasaportes, claro que antes hubo que pagar otro “impuesto local” de $1 por entrar hasta la oficina, totalmente ridículo ya que solo se lo exigían a los extranjeros. Por sellar nuestros pasaportes nos cobraron $2 a cada uno y a Andrea le hicieron un montón de preguntas y tuvo que entregar una copia de su pasaporte. A mi ni me preguntaron ni me pidieron nada.

 

Después había que dar de baja el permiso del vehículo. El tramite en sí, es sencillo solo necesitas la firma de un oficial de aduana y la de un oficial de policía. Con el oficial de aduana no hubo problemas, me hizo abrir las puertas vio un poco el desorden que teníamos dentro y nos firmó. El problema vino con el policía, ya que no estaba, y no aparecía y no apareció casi hasta una hora más tarde. Allí estábamos esperando por su firma varios vehículos y tres autobuses de pasajeros. En cuanto lo vimos, todos fuimos a él como abejas a un panal y empezó a firmar papeles sin ni siquiera revisar nada, que gran trabajo el suyo: primero se ausenta del trabajo porque le da la gana y luego firma sin revisar nada…

 

Ya estamos en Costa Rica!!
Ya estamos en Costa Rica!!

Total, que ya con ese papel firmado nos cancelaron el permiso de la Zaigua y ya estábamos listos para pasar a Costa Rica. Primero llegamos a la oficina de inmigración para sellar nuestros pasaportes, llenamos un papel, nos hicieron un par de preguntas y listo, autorizados para estar en Costa Rica por 90 días y sin tener que pagar nada.

 

Para el permiso del vehículo lo primero que se necesita es comprar un seguro obligatorio que cuesta $17 y dura tres meses. Después en la oficina de aduanas entregas copia del seguro, la licencia, el pasaporte y la tarjeta de circulación. Con esos papeles un oficial hizo un amago de revisar la furgoneta (porque en realidad no hizo nada) y nos dirigió hacia otra oficina donde teníamos que entregar todo y esperar a que nos atendieran, un proceso bastante lento. Mientras esperábamos conocimos a una pareja de australianos que iban a Costa Rica para renovar su visado en Nicaragua, pero la cadena de la moto en la que viajaban se rompió y estaban allí varados. También conocimos a un motero alemán que venía desde EEUU pero no le dejaban pasar su moto porque no traía la tarjeta de circulación original, sino una copia legalizada por notario pero al oficial de turno no le daba la gana dejarlo pasar (en parte por la actitud medio agresiva que tomo el alemán).

 

El alemán y la pareja autraliana
El alemán y la pareja autraliana

Después de un buen rato conseguimos nuestro permiso (sin tener que pagar nada más, increíble) y acordamos con los australianos y el alemán acercarles hasta un hotel cercano para que pudieran pasar la noche y luego ya al día siguiente seguían con sus trámites (ya eran las 6 de la tarde y totalmente de noche). Convencí al alemán para que dejara su moto en un parking  con vigilancia (la quería dejar allí y seguro que al día siguiente no aparecía) y nos fuimos los 5 en la Zaigua hasta Liberia, un pueblo a unos 60km de la frontera. En Liberia los dejamos y nos deseamos suerte en nuestros respectivos viajes. De ahí  nos dirigimos hacia playa Ocotal.

 

Esa es mi cena!!!!
Esa es mi cena!!!!

Alrededor de las 20:30 llegamos hasta la playa y encontramos un buen lugar para dormir. Cenamos algo y recibimos a nuestro primer visitante Tico (así les dicen a las personas de Costa Rica): un mapache. Cuando estábamos cocinando debió oler la comida y de repente surgió de la nada acercándose cada vez más a la Zaigua, tanto que incluso casi se mete dentro. Éste mapache no parecía agresivo pero aun así había que andarse con cuidado.

Acabamos de cenar, recogimos todo y a dormir que hoy ha sido un día muy cansado. Mañana ya tendremos tiempo de conocer más cosas sobre Costa Rica.

 

David

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Juansito Clemens (lunes, 12 noviembre 2012 14:25)

    Ese mi deivis! Que amena y grata lectura nos ofreces! Y que buena aventura os estáis echando! Desde Salamanca con amor y cariño, tu siempre fiel seguidor y amante del desmadre. Un abrazo y a seguir gozando :D

  • #2

    Zaigua (lunes, 12 noviembre 2012 19:57)

    Gracias Juanito, un abrazo

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified