Comarca Guna Yala

Vehículo a Cartí. 5:00am
Vehículo a Cartí. 5:00am

La idea de acampar al lado del Yacht Club ayer por la noche fue todo un éxito, comenzamos bien nuestro período de homeless.  Ningúna molestia, excepto el hecho de dormir en una superficie dura -y un poco de frío.

 

Despertamos alrededor de las 4:30am, recogimos las tiendas de campaña y caminamos al final de la calle. Ahí estaba estacionada una camioneta con el motor encendido, debía ser Ricardo -el hombre con quien quedamos por teléfono para que nos llevase hasta Cartí. Al vernos supo que éramos nosotros a quienes esperaba.

 

La camioneta era amplia y cómoda, estaba limpia. El aire acondicionado me hizo encoger el cuerpo todo el camino.

Ricardo nos dijo que aún faltaban tres personas más, iríamos por ellas.

 

Fuimos a una zona en la que había varios hoteles -parecían baratos- y casinos. Ahí recogimos a un hombre que llevaba cajas y dos niños.  Antes habíamos recogido a una mujer con un bebé.

 

 

El camino fue rápido, el hombre conducía de prisa. Paul, Susie, David y yo llegamos a la clara conclusión de que no es necesario un 4x4 para llegar a la Comarca Kuna Yala, sólo se necesita un buen motor. La carretera esta en buenas condiciones, pero hay fragmentos que pasa a ser terracería -plana.  Lo más dificíl de este camino es la inclinación del mismo; las pendientes son MUY pronunciadas y ello se le unen un sin fín de curvas bastante prominentes. 

 

A la entrada de la Reserva Kuna Yala tuvimos que pagar 6 dólares -por cada uno- para ingresar, el resto no porque eran Kunas. 

Recibo de entrada a la reserva
Recibo de entrada a la reserva

En el camino, Ricardo hizo algunas llamadas para ayudarnos a conseguir alguien que nos llevase en lancha hasta Puerto Obaldía, pero las personas que contactó no viajarían el día de hoy.

 

Habíamos llegado a Cartí. La camioneta se estacionó en lo que parecía ser la terminal: una construcción de palma con porche. Bajamos del vehículo, de pronto me ví en un mar de colores y oro, había muchas mujeres y niños alrededor, esperando subirse para viajar a ciudad Panamá.

 

Los trajes que llevaban las mujeres son muy llamativos, distintos por completo de que lo he visto anteriormente en regiones indígenas. Las blusas eran de tela liviana y transparentosa, con mucho color y textura; la falda ajustada pero tambien de tela ligera, llena de colores y formas distintas a las de la blusa; un paliacate rojo en la cabeza y cabello muy corto, tobilleras de chaquiras que subían hasta la rodilla, en colores cálidos y llamativos. Además llevaban oro, en el cuello, la naríz, las orejas, los dedos... collares bien labrados, delicados pero grandes; algúnas llevaban anillos enormes en cada dedo de la mano, pulseras de todas formas, y por último la pieza más delicada, un arete en el puente de la naríz.

Nos recibió un hombre -de unos 36 años. Dijo que estaba esperándonos, que iba hacia Puerto Obaldía.

En el Club de Yates conocimos a un chico que hace dos días hizo ese tramo por 80 dólares. El hombre nos cobraba 115 dólares por persona para llevarnos hasta Capurganá, un pueblo después de Puerto Obaldía. Nos pareció mucho dinero, además no queríamos ir a Capurganá ya que primero debíamos llegar a Puerto Obaldía para sellar nuestra salida del país.

 

Aceptó llegar a P.O., pero tendríamos que pagar lo mismo -$115p/p- a pesar de que es más cercano que Capurganá.  

El trato no nos gustó, además queríamos algo más barato ya que según lo que abíamos era posible conseguir un mejor precio.

 

David fue al área donde estában las lanchas para investigar si había alguien más viajando por esa ruta.  El hombre lo notó y su gesto cambió totalmente. Volteó hacia nosotros -Susie, Paul y yo, que estabamos parados bajo el sol cuidando las mochilas mientras David regresaba-, tronó los dedos y nos dijo "ya, vamos, muevanse para allá" y caminó unos 10 metros en la dirección que nos indicó. Le dije que no, que nos faltaba uno, Susie le dijo "un momento" con su acento anglosajón pero en voz fuerte.  No le dio importancia y repitió que nos moviesemos. "Ve tú, nosotros esperamos aquí" le dije imitando el tono de Susie.

 

Fue muy notable su molestia al alejarse solo. Nos sentíamos fuera de lugar y nuestros rostros delataban nuestra confusión.  David regresó, nadie más iba en esa ruta el día de hoy, aunque otros lancheros le habían dicho que podíamos esperar, "tal vez más tarde llega otra lancha que los pueda llevar". 

 

Parecía que no teníamos opción alguna excepto irnos con el hombre, pero ninguno de los cuatro quería hacerlo. 

 

La siguiente hora transcurrió tratando de obtener un mejor precio con el hombre. Accedió a llevarnos por 90 dólares p/p hasta Puerto Obaldía, mientras se burlaba diciendo que no teníamos idea de dónde estabamos, "pero bueno, ustedes son los que saben no?" decía irónicamente. Se había unido  un hombre mayor que viajaba con él, entre los dos  comenzaron a soltar frases muy hostiles contra nosotros. Todos estabamos ya a la defensiva, David le dijo que de querer irnos con él lo buscaríamos.

 

El tayecto de Cartí -el diminuto puerto en el que estabamos- a Puerto Obaldía toma seis horas.  El tipo no se iba ya que igual que él era el único lanchero, nosotros éramos los únicos pasajeros llendo en esa dirección.

 

Sopesamos las opciones: irnos con él -a pesar de su prepotencia- o pasar la noche en el puerto -en medio de la NADA. Ambas parecían una mala idea.

 

Decidimos tomar la lancha, al ir con el hombre resutó que ya había subido su tarifa a 100 dólares por persona y su actitud era aún más pesada; el hombre mayor que estaba con él repetía "ustedes quieren todo regalado" e iba diciendo a los demás lancheros que no queríamos pagar por el servicio.

 

Nos molestamos mucho, no entendíamos el por qué de tanta hostilidad. Fuimos debajo de la palapa a tratar de aclararnos unos a otros lo que estaba sucediendo.

 

Con Susie y Paul
Con Susie y Paul

En lo que estabamos de acuerdo era en que no queríamos darle nuestro dinero a ese hombre, pero tampoco queríamos quedarnos barados en medio de la nada.  Pedímos al hombre que regresara a la cifra que había dicho -90dlls- pero su respuesta fue negativa. Prefirió irse sólo con el viejo, que llevarnos a cada uno por 90 dólares en vez de 100.

No supimos cuándo se fue, sólo notamos que ya no estaba, ni él ni su lancha.

Eran a penas las diez de la mañana. El escenario no era muy prometedor, temíamos que después de meterse el sol nos quedaríamos solos en el lugar, cerrarían el pequeño restaurante y la terminal. 

 

Un lanchero comentó que a las 11 de la mañana llegaría un bote, pusimos nuestras esperanzas en ello.

 

Mientras esperabamos a David le ofrecieron langostas recién sacadas del mar, cinco dólares cada una -tremenda oferta. En el restaurante aceptaron cocinarlas por nosotros a cambio de un poco de dinero, perfecto, ya teníamos arreglado qué comeríamos, pero quisimos esperar al bote de las 11 para saber si nos quedaríamos, de otra manera no tenía caso que las compraramos.

 

 

Un lanchero dijo que iba a Puerto Obaldía, cobraba 115 dólares.  Parecía tener prisa ya que no le dio tiempo a David de siquiera venir a avisarnos, se fue.

 

Llegó el bote que esperabamos, era un Catamaran que paraba en Cartí para recoger a cuatro motociclistas que abordarían el yate para pasar algúnos días en el Mar Caribe.

Sólo llegaron dos.

 

David consiguió hablar con el capitán de la nave, le contó nuestra situación y le dijo que estabamos dispuestos a dormir "en cualquier lugar" del bote, o estar los cuatro en el espacio que tenían para esos dos faltantes.  Pensamos en que había una posibilidad de que aceptara; esos yates cuestan alredeor de $US500p/p, ya que faltaban dos, estaban perdiendo unos $US1,000. Nosotros podíamos pagar $US200 cada uno, la pérdida se reducia a 200 dólares! y ocuparíamos el lugar que ya tenían apartado.

 

Después de mucho esperar y hablar, el capitán invitó a David a entrar al barco para hablar con él. -David se encargó de todo lo relacionado con barcos, Susie, Paul y yo nos quedamos casi todo el tiempo cuidando del equipaje y a la espera de cualquier noticia-. El capitán le dijo a David que ya que conocía nuestro caso, nos haría el favor de bajar el precio de $US550 a $US450. Cuando David le dijó que lo más que podíamos ofrecer eran $US200 el capitán "ofendido" dio por respuesta un "¿qué te piensas?? esto es un yate de lujo!".

Así terminó nuestra historia con el Catamaran, no nos quedó mas que reírnos de la situación. La risa de borró de nuestras caras cuando David, agregó "me dijeron que 'un gringo' se llevó todas las langostas, las compró todas"...

Entonces si, estabamos desilusionados.

El Catamaran, fuimos muy pobres para acceder a él.
El Catamaran, fuimos muy pobres para acceder a él.

Eran las 12 del medio día, fuimos  a comer. Un plato grande con mucho arroz, frijoles y camarones empanizados -$US5.  Eso mejoró nuestro ánimo.

Pedimos otros cuatro platos iguales para llevar, debíamos prepararnos para la cena.

Este es el puerto al que nos movimos.
Este es el puerto al que nos movimos.

A unos 100 metros de donde estabamos había otra pequeña terminal, ya que nos sentíamos bastante fuera de lugar decidimos movernos hacia allá.

 

Ahí encontramos a un hombre con quien David ya había hablado, un profesor kuna ya jubilado.  Él y una jóven pareja que estaban sentados bajo la palapa, nos explicaron un poco de lo que es ser un Kuna Yala.

 

Todo comenzó porque les pregunté cuál era la razón de que en muchos de los letreros de la región estaba escrito Guna, en lugar de Kuna.

 

"La historia, en un principio no la escribimos nosotros, sino los latinos que intentaron colonizarnos, en esos tiempos nosotros no teníamos formación académica, no podíamos contar nuestra historia como ellos lo hicieron. Ahora nuestros estudiosos, gente ya preparada, ahora pueden contar la historia desde la visión Kuna (...)", "Lingûistas kuna se dieron cuenta de que no era posible que nuestro nombre fuera KUNA, porque la K no es parte de nuestro abecedario; debía haber sido GUNA, con G. Pero los latinos, como entendían Kuna por el sonido, pues así lo pusieron en la historia. Pero ahora ya esta trabajando con el congreso Kuna Yala para volver a lo nuestro, a Guna."

De ahí siguió una muy interesante conversación acerca de las reglas y leyes de los Kuna Yala. Algunas de ellas, son por ejemplo, el hecho de que en el territorio de la reserva Yala no existe la inversión extranjera, es totalmente prohibido. Ni siquiera un panameño, por el hecho de estar en su país, puede hacerlo. 

 

Hay alrededor de 360 isas, de las cuales solo 49 están habitadas. Cada isla tiene reglas diferentes.

 

Por otro lado, los Kuna tienen derecho a acceder a lo mismo que cualquier otro ciudadano de Panamá. El gobierno debe hacerse cargo de sus necesidades básicas al igual que como lo hace con el resto de la población.

 

Nos explicaron que en cuanto a la justicia, si se habla de delitos menores, cada isla debe hacerse cargo de su población e impartir justicia bajo sus leyes.  En casos de delitos como homicidio o narcotráfico, es al Estado a quien concierne impartir justicia.

 

Con relación a los matrimonios, es muy mal visto que un miembro Kuna contraiga matrimonio con un/una extranjero/a, pero es posible, siempre y cuando se pague una cifra establecida por el líder de la isla.  En caso de querer casarse con un miembro de otra isla, el hombre debe pagar un "impuesto" por la mujer, la cifra depende de cada isla.

 

Trabajan la agricultura y la pesca, para consumo propio principalmente.  Las artesanías las comercian en ciudad Panamá. Su mayor ingreso proviene del turismo.  Otra fuente económica son los impuestos: cada isla regula cuánto cobrará al turista por acceder a su territorio, al igual que los impuestos por matrimonio o por navegar en sus aguas, entre otros.

 

La plática se extendió a sus relaciones exteriores con Cuba y Estados Unidos, en las cuales, según nos dijeron, no interviene el Estado panameño.

 

Estados Unidos desempeñó un papel muy importante en la defensa de la preservación de la cultura Kuna. Cuando el Estado panameño intentó invadir la Comarca Kuna Yala el año de 1925, fue Estados Unidos, quien pudo frenar un ataque armado debido a su poder sobre el gobierno de Panamá. Antes de eso, los Kuna habían ganado ya el primer enfrentamiento el día 25 de febrero, que en la actualidad se sigue celebrando como orgullo Kuna Yala.

Después de un rato de platicar nos despedimos ya que ellos debían ponerse en camino a una de las islas, habían conseguido regalos de parte del gobierno para las madres de la isla, en conmemoración al 8 de diciembre día de la madre en Panamá.

El resto del día lo pasamos esperando el atardecer, viendo gente ir y venir en botes. Cuando se metió el sol los hombres encargados de cuidar el puerto nos ofrecieron espacio en un gran bote que parecía estar abandonado, nos encantó la idea.  Fuimos al bote poco antes de que oscureciera por completo, hicimos bromas y tomamos nuestras posiciones en el barco; después de los juegos decidimos cenar ahí mismo.  Comenzaron a  salir cucarachas de todos tamaños persiguiendo la comida, notamos muchos otros bichos en el suelo y nos dimos cuenta de que la superficie del barco parecía estar a punto de romperse. Tomamos la decisión de dormir en tierra firme. 

 

Colocamos las tiendas, el cielo se veía increíble, completamente cubierto de estrellas muy brillantes y se veía su reflejo en el agua tranquila.

 

Así terminó nuestro primer día en la Comarca Kuna Yala.

 

Andrea

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Myrtle Weldy (martes, 31 enero 2017 22:04)


    Howdy! I could have sworn I've been to this website before but after reading through some of the post I realized it's new to me. Nonetheless, I'm definitely glad I found it and I'll be book-marking and checking back often!

  • #2

    Mayola Dohrmann (viernes, 03 febrero 2017 15:34)


    If some one wishes expert view regarding blogging and site-building then i recommend him/her to go to see this website, Keep up the nice work.

  • #3

    Palmer Piggott (sábado, 04 febrero 2017 11:18)


    Hmm it looks like your website ate my first comment (it was extremely long) so I guess I'll just sum it up what I had written and say, I'm thoroughly enjoying your blog. I as well am an aspiring blog blogger but I'm still new to the whole thing. Do you have any recommendations for rookie blog writers? I'd certainly appreciate it.

  • #4

    Cheryl Hatchell (lunes, 06 febrero 2017 04:52)


    Great weblog right here! Also your web site quite a bit up very fast! What host are you using? Can I am getting your associate link on your host? I want my website loaded up as fast as yours lol

  • #5

    Timmy Ek (lunes, 06 febrero 2017 19:36)


    Hi, after reading this remarkable paragraph i am too happy to share my familiarity here with mates.

  • #6

    Jesenia Thorp (lunes, 06 febrero 2017 22:19)


    Hey there! Would you mind if I share your blog with my myspace group? There's a lot of people that I think would really enjoy your content. Please let me know. Many thanks

  • #7

    Linda Wollman (jueves, 09 febrero 2017 19:13)


    What's up, for all time i used to check weblog posts here in the early hours in the break of day, since i enjoy to learn more and more.

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified