¿Qué son las Sociedades Populares de Inversión?

Acabo de regresar de la reunión mensual de la comunidad Luis Freire, acompañé a Fernando a dar una charla sobre las Sociedades Populares de Inversión, conocidas popularmente como SPI.

 

Las SPI son organizaciones independientes y autónomas, de carácter local y popular que realizan pequeñas actividades económicas mediante el capital aportado por los socios. En el caso de esta comunidad hay 92 socios y cada uno ha contribuido con un capital de 83 dólares. Están controladas y gestionadas en su totalidad por los socios y ofrecen principalmente pequeños créditos tanto a socios como no socios. Aunque son instituciones locales pequeñas, funcionan como auténticos bancos regulados por la Ley de Economía Popular y Solidaria de Ecuador.

La finalidad de las SPI es ofrecer una alternativa a los bancos para reducir la vulnerabilidad, pobreza y exclusión de algunos sectores de la población ecuatoriana. Son instituciones con fines de lucro ya que cada año los socios se reparten los beneficios que su capital ha generado. En el caso de esta comunidad el año pasado cada socio tuvo unos beneficios de $24 por los $83 que aportaron. Hay otras comunidades en las que cada socio aporta más capital y los beneficios superan los $225 (normalmente se obtiene un beneficio de casi el 25% anual). En hogares en los que los ingresos son reducidos, esta entrada de dinero es una gran ayuda para la economía familiar.

 

En términos generales, para el 29% de los socios estos ingresos son los únicos del hogar, el 20% se encuentra por debajo de la línea de pobreza ($3.75 por día) y el 88% de los socios vive en zonas rurales.

 

Es un modelo interesante de gestión del capital, se les llama cajas solidarias porque se trata que todos los socios aporten el mismo dinero y de esta manera todos reciben lo mismo. A mí esto me parece un poco complicado, ¿cuánto tardaran en ponerse de acuerdo en una cantidad más de 100 personas cuando cada familia tiene unas necesidades diferentes? Ahora en esta comunidad se está gestionando el aumento de capital por parte de los socios para tener así mayores beneficios, pero no es fácil llegar a un acuerdo cuando se tratan temas de dinero.

La fundación Coagro ayuda a las comunidades a poner en funcionamiento las cajas y les da seguimiento. En la actualidad están tratando de involucrar más a los jóvenes de cada comunidad especialmente en temas administrativos. En muchas comunidades no hay gente capacitada para llevar la contabilidad y se tiene que contratar a alguien foráneo. Asimismo, se está tratando de implementar un equipo informático que la gestión sea más moderna y eficiente, pero faltan recursos.

 

Estas cajas son un buen ejemplo de que la unión hace la fuerza, ponen sus ahorros a trabajar para ellos y la comunidad y ofrecen una alternativa a los bancos.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified