Con la iglesia hemos topado...

Entre ir a un colegio y otro, hoy tuve tiempo de hacer un poco de turismo en el centro histórico de Quito considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1978. En verdad solo pude “visitar” la basílica del Voto Nacional y la Iglesia de la Compañía y no me fue como yo esperaba .

 

La Basílica del Voto Nacional con sus dos torres centrales que superan los 78 metros de altura y 24 capillas representando a cada uno de las provincias de Ecuador, está considerada como uno de los mayores centros religiosos en américa latina. Fue inaugurada en 1988 y tiene un panteón en el que son enterrados los jefes de estado.

 

Por fuera se ve impresionante, con una arquitectura que se compara con importantes catedrales europeas, por dentro… no lo sé. Parece que esta basílica ha dejado de ser un lugar de culto religioso y se ha convertido en un mero atractivo turístico que genera dinero gracias a la cartera de los turistas.

Cuando me disponía a entrar a echar un vistazo, una señorita muy amablemente me dijo que tenía que pagar $1 para poder ver la basílica por dentro. Como veía que otras personas entraban sin tener que pagar ninguna tasa episcopal, le pregunte a la chica que si todo el mundo tenía que pagar. Me contesto que no, únicamente los turistas.

 

No me pareció justo y me di la vuelta. No creo que una iglesia deba cobrar únicamente por entrar a visitarla, aunque si lo hace estará en su derecho ya que al fin y al cabo es un organismo privado ¿no? Dólar más o menos en mi bolsillo me da lo mismo y no me hubiera importado pagarlo si aplicara la misma norma para todos los visitantes independientemente de si son turistas o no. Un acto muy discriminatorio para una institución que dice tratar a todos por igual, uhm…

Con esta experiencia me quedaban muy pocas ganas de visitar cualquier otra iglesia pero me habían recomendado tanto la iglesia de la Compañía que decidí darle una oportunidad. Esta iglesia de tipo barroco única en América guarda gran parte de su esplendor en el interior. Cuando estaba entrando había varias personas con identificación oficial en la puerta y me imaginaba que también había que pagar una tasa pero me equivoqué.

 

Por dentro realmente es impresionante, todos los pilares, retablos y bóvedas están recubiertos de pan de oro dando una luminosidad inusual al interior de la iglesia. En cuanto iba a sacar la cámara para tomar una fotografía ya tenía una persona encima diciéndome que no se podían sacar fotos. Le dije que la iba a tomar sin flash para no dañar las obras pero me dijo que estaba totalmente prohibido. Le pregunte que por qué y me contesto que el solo obedecía órdenes y que si quería sacar alguna fotografía tenía que hablar con no sé quién pero que hasta el 22 de Abril no me iban a dar una respuesta. Me quedé con ganas de decirle que si entonces tenía la autorización de hacer un dibujo, pero hoy ya había discutido mucho dentro de las iglesias y no me quiero quemar en el infierno…

 

En fin, me hubiera gustado mostrar alguna foto más del interior de estas impresionantes obras arquitectónicas pero…con la iglesia hemos topado.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified