Ayayayay Zaigua no te rajes!!!

Mariachi Tapatío
Mariachi Tapatío

Hoy por casualidad me enteré que la embajada de México en Quito organizaba el Primer festival “El son del Mariachi en Ecuador”, obviamente no me lo podía perder. Cuando vivía en Guadalajara nunca faltaba al Festival del Mariachi, es una música que me encanta y desde que conocí este género musical siempre que tengo ocasión voy a escucharlos tocar y cantar.

 

Para los que no conozcan este estilo musical, decir que desde el 2011 fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La música del Mariachi tiene su origen en el siglo XVII y desde entonces no hay fiesta, cumpleaños, quinceañera, serenata, graduación u otro evento completo en México sin unos mariachis.

 

El espectáculo comenzaba a las 16:00 pero llegué con más de dos horas de adelanto porque todavía no me oriento bien en Quito y además iba a intentar acreditarme como medio oficial. Cuando llegué ya había bastante gente haciendo cola para entrar. El evento era gratuito y el aforo del Teatro México es de poco más de 400 personas.

Primero hablé con la administración del teatro y me dijeron que ese asunto lo tenía que hablar directamente con los organizadores del evento, la embajada de México. En cuanto llegó el embajador, Ernesto Campos, le abordé directamente contándole un poco sobre el proyecto y mi interés de acreditarme como un medio oficial. Muy cordialmente me atendió y me dijo que no era una de sus funciones pero que iba a ver que podía hacer. Esperé 10 minutos y como vi que la cosa iba a ir para largo mejor fui a reservarme un lugar en la fila y si no entraba de una manera entraría de otra.

 

Poco a poco comenzó a llegar más y más gente, estaba claro que el aforo del teatro se iba a quedar pequeño para todo el público ecuatoriano que estaba deseoso de escuchar a los mariachis. Me acerqué a preguntar por última vez sobre mi pase de prensa pero no encontré a nadie que me pudiera ayudar así que mejor regresé a mi lugar en la fila.

La Zaigua estaba aparcada justo enfrente del teatro y como de costumbre, y más en esta ocasión, llamaba la atención ¿qué hacía una combi mexicana de Jalisco aquí? Aproveché la situación para hacer un encuentro multicultural, casi parecía un chiste: un español en ecuador, haciéndole fotos a unos mariachis ecuatorianos con una combi mexicana detrás… La verdad que los grupos de mariachi fueron muy amables en tomarse esas fotos antes del festival.

A las 15:30 en los alrededores del Teatro México reinaba una gran desorganización, mucha gente al ver que no iba a poder entrar se trataba de colar al principio de la fila, la policía que estaba allí prácticamente no hacía nada y el ambiente se estaba poniendo cada vez más tenso. Al final abrieron las puertas y comenzó el caos, yo pude entrar sin problemas y situarme en la parte de abajo, pero fácilmente se quedaron afuera sin poder entrar otras 500 personas. Creo que este fue el único fallo de la organización, no contaron con que el evento iba a atraer a tanta gente y el recinto se quedó pequeño.

 

Me sorprendió que casi no vi a mexicanos, la mayoría del público era ecuatoriano. Después de que toda la gente se acomodó comenzó el festival. Tanto el embajador como la agregada cultural, dieron la bienvenida al público asistente, presentaron a los 7 grupos participantes y sin más dilación comenzó el espectáculo. Los grupos de Mariachi representaban a diferentes ciudades de Ecuador y habían sido elegidos después de reunir una serie de requisitos específicos como el número de componentes o los instrumentos musicales. Cada uno tenía 15 minutos para tocar 3 canciones, dos de su propia elección y una última que les había tocado al azar.

Al principio la gente estaba un poco fría pero en cuanto empezaron a sonar canciones conocidas, todo el mundo empezó a corear y aplaudir. Durante más de hora y media nadie se movió de sus asientos. A mí en lo personal, el festival me gustó mucho y me trajo una gran cantidad de recuerdos de México, hacía mucho que no escuchaba mariachis.

Cuando todos los grupos terminaron con su actuación y mientras los jueces deliberaban su decisión, volvieron otra vez al escenario a tocar otros temas. El ambiente cada vez se fue animando más e incluso el embajador se puso a bailar. Se sentía muy buen ambiente en el teatro.

Los jueces y el público se pusieron de acuerdo en el grupo ganador: el mariachi Monterrey. En realidad todos lo habían hecho muy bien pero yo también creo que este mariachi fue el justo ganador del festival. Al final todos se despidieron cantando la canción que el público había pedido desde el principio, el mariachi loco.

 

Fue una velada muy agradable en la que por un rato me sentí como si hubiera regresado a México, solo faltó botana, unas caguamas y tequila, aaayyyyyaaayyyyaaayyyyy Zaigua no te rajes!!!!!

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified