Primer (y ojalá último) accidente con la Zaigua

Uno nunca quiere que llegue este momento pero hoy ocurrió: tuve el primer accidente con la Zaigua. No fue nada grave y pude solucionar la situación pero no fue nada agradable ver salir volando el parachoques delantero enfrente de mí…

 

A primera hora de la mañana había regresado con los chicos del Colegio Menor de la Universidad Central y me había marchado con gran satisfacción. En esta institución se percibe un gran interés por parte de los alumnos y los docentes por nuestro trabajo. Tanto es así que mañana voy a regresar a dar una última conferencia y el jueves me han invitado a asistir a un evento intercultural en la Casa de la Cultura.

 

El resto de la mañana iba perfectamente, acaba de concretar otra conferencia para la próxima  semana en uno de los colegios más grandes de Quito y me dirigía a otra escuela cuando de repente BOOOOM!!!!

 

Estaba estacionado listo para salir del aparcamiento, la direccional encendida y esperando a que la señora que se encarga del aparcamiento me diera paso para salir, cuando de repente siento un golpe a mi lado izquierdo y una milésima de segundo después veo el parachoques delantero por los aires.

 

Rápidamente salí de la furgoneta y comencé a soltar todo tipo de maldiciones, muchas de ellas ni recuerdo cuando ha sido la última vez que las utilicé. Posiblemente la situación me supero un poco y me sobrepase, pero es que no es solo un vehículo, también es nuestra casa!!

Enseguida se llenó el lugar de curiosos y el conductor (un taxista de mediana edad) se sentía un poco intimidado. Hizo un amago de decir que había sido mi culpa pero enseguida entró en razón y estaba dispuesto a acompañarme a un taller para que lo repararan. Yo con esa medida me daba por satisfecho, pero todos los curiosos al ver que yo era extranjero se empezaron a poner de parte del taxista y le convencieron para que no llegáramos a ningún acuerdo, ahí comenzó mi segundo arrebato.

 

En vez de ponerme a discutir con todos a la vez (yo ya tenía todo los datos del conductor y no quería perder más tiempo) me puse en contacto con la policía y los esperé. Mientras tanto no moví la furgoneta para que la policía valorara exactamente la situación y comprobara que había espacio suficiente como para que pasara un camión de bomberos. En mi opinión el otro conductor se había distraído o calculado mal y como resultado había mandado la defensa delantera por los aires.

 

En los 10 minutos que tardó la policía nacional en llegar, la situación estaba más o menos tranquila pero todo el mundo estaba en contra mía a excepción de la persona encargada del estacionamiento, el testigo más importante.

 

Cuando llegó la policía puso las cosas muy claras: o llegábamos a un acuerdo amistoso o ellos hacían parte y se nos citaba judicialmente para que un juez decidiera. El taxista proponía que cada uno pagara los daños de su vehículo, le dije que no. Después me propuso pagarme $20, esta propuesta me hizo reír. Como veía que no llegábamos a un acuerdo le dije que fuéramos a juicio, obviamente yo no quería esto pero sabía que él tenía mucho perder (tiempo, dinero, problemas con su jefe, pérdida de puntos) y él no conocía mi verdadera situación. Además el señor era consciente de que era culpable de la situación y todo el drama que estábamos montando era porque se había envalentonado con el apoyo de todos los curiosos.

Al final lo aparté a él solo y le hice la misma propuesta del principio, que me llevara a algún taller de su elección para que arreglaran el parachoques. Trató de rebatir el ofrecimiento por un segundo pero enseguida accedió. Le explicamos a la policía que nos habíamos puesto de acuerdo, me quedé con su carnet de conducir y licencia de taxista (como garantía) y me llevó hasta un taller.

Una vez que llegamos al taller los dos estábamos ya más tranquilos y yo me disculpe por mi comportamiento. Le expliqué todo el viaje y que vivía en la combi y que por eso me había puesto tan exaltado. Aceptó las disculpas, bromeamos sobre la situación e incluso le tomé una foto con su taxi.

 

Todo podía haber sido más fácil pero lo más importante y lo que aprendí es que dos personas (independientemente de su nacionalidad) se puede poner de acuerdo incluso en situaciones complicadas utilizando los argumentos adecuados, como dice un dicho famoso: hablando se entiende la gente.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Sickboy (miércoles, 17 abril 2013 09:12)

    Señor David Calvo que es eso de la direcional encendida ??? De toda la vida es el intermitente hijo mío. Jajajaj .

  • #2

    ivan (miércoles, 17 abril 2013 12:53)

    giripollas no te pongas bravo jajajaja como la estas pasando todo esta bien tu camioneta como esta el motor todo bien un fuerte abrazo

  • #3

    Zaigua (miércoles, 17 abril 2013 20:12)

    Javi, esa va a ser tu nueva palabra del día: direccional :)

    Iván, es que tenías que ponerte en la situación ya sabes como cuido la combi, aunque por dentro este hecha un desastre...
    La combi va perfectamente parece un carro del año, la próxima semana le toca el cambio de aceite y cambiarle el filtro. Por lo demás ya está con ganas de seguir recorriendo latinoamérica, a este paso es capaz de llevarnos de vuelta a México...
    Un abrazo para todos en el taller

  • #4

    sickboy (jueves, 18 abril 2013 02:56)

    Ivan se te ve muy apañado con la COmbi, David piensa en un futuro traerla para España, lo mismo piensa atravesar en oceano con ella.

    ¿¿Puedes hacerle unos arreglos y que navegue?

    Un abrazo

  • #5

    Juan Pablo Pérez (domingo, 02 junio 2013 21:21)

    David, lamento el incidente que tuvo, aunque haya sido hace tiempo. Lamentablemente esa falta de solidaridad no solo la sufrió usted como extranjero sino muchas veces nosotros como ecuatorianos. Es algo por lo que luchamos diariamente para cambiar, pero espero que aparte de eso, su estadía haya sido excelente.

  • #6

    Zaigua (lunes, 03 junio 2013 07:26)

    Juan Pablo, este tipo de incidentes ocurren miles de veces todos los días, nos pasó a nosotros y por suerte no pasó nada grave ni cambió nuestra idea sobre los ecuatorianos y/o el país. Estuvimos 3 meses en Ecuador muy a gusto y si hubiéramos podido hubiéramos estado más tiempo.

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified