Rumbo a la costa

Esta mañana salimos de Tena sin ningún rumbo fijo, el objetivo es llegar el viernes a Guayaquil. Desde Tena hay más de 10 horas de camino pero como nosotros vamos a nuestro ritmo hoy haremos la mitad del camino y mañana haremos la otra mitad.

 

Nos fuimos de Tena igual que llegamos: lloviendo. Es increíble lo que llueve en esta región y además se pone a llover sin previo aviso. Unas veces en unos minutos cae el gran aguacero, otras solo chispea  y en otras ocasiones está lloviendo durante horas. Como consecuencia, la humedad que se siente es tremenda, nosotros nos vamos sin llegar a acostumbrarnos a este clima, ni a los mosquitos.

 

Nos despedimos de Alejandra, Franco, Wilmer y todos los demás chicos del circo social y salimos de Tena. Nos vamos del Amazonas con un gran sabor de boca, los paisajes son increíbles pero sobre todo nos vamos dejando grandes amigos en Tena, Merazonía y Wachimak.

 

Después de unas 3 horas de camino llegamos a Baños. Andrea andaba con ganas de café y no se tomó ni uno ni dos ni tres, sino tres cafés, realmente tenía antojo. Estuvimos valorando si quedarnos en Baños o continuar camino hasta Ambato. Ya conocíamos esta ciudad y sabíamos que podíamos pasar la noche aquí tranquilamente pero preferimos hacer un poco más de camino para que mañana no resultara tan pesado el viaje.

 

Llegamos a Ambato mucho antes de lo que pensábamos, en el camino de ida como tomamos una ruta alternativa tardamos unas dos horas más. No conocíamos nada de Ambato, teníamos la idea de que sería una ciudad pequeña pero nada de eso. Es una ciudad de tamaño medio y llegamos a la hora punta del tráfico. Nos dirigimos al centro para buscar un lugar donde dormir pero no nos convenció nada. Después de un buen rato preguntando conseguimos llegar hasta una estación de bomberos ubicada a las afueras de la localidad. Nada más aparcar la Zaigua vino un bombero a recibirnos, ya sabían a que habíamos llegado con ellos.

 

Enseguida nos invitaron a pasar la noche y a utilizar sus instalaciones. Nos fuimos presentando con la mayoría de ellos, todos son muy amables interesándose por nuestro viaje. Hace casi tres meses que no dormimos en una estación de bomberos y ya casi se nos había olvidado su hospitalidad.

 

Mañana si todo sale bien llegaremos a la costa ecuatoriana, por fin un poco de playa después de más de 4 meses que dejamos el caribe colombiano.

 

David.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified