...Y hemos formado un gran grupo de amigos

Hoy fue un día de risas en casa de Yola. Dado que en los próximos días cada uno irá retomando a su rumbo en la ruta, dedicamos la mañana de hoy a una sesión fotográfica, de la cual el mayor logro fueron las carcajadas que provocó.   

 

La Zaigua, Dementina, La Gorda y Tita
La Zaigua, Dementina, La Gorda y Tita
Diego y Fede, camino a Ñuro
Diego y Fede, camino a Ñuro

Alineamos a la Zaigua, la Dementina – que es la combi que viene de Argentina, de Gonza e Ile -, la Gorda  – que es la Ford también de Argentina- y por último Tita – una Renault Kangoo, que al igual que las otras tres viene de por Buenos Aires.   Ah! Y no podían faltar las tres bicicletas de los chicos de Colombia.   Luego nos pusimos todos enfrente y a reír.

 

Tomamos las fotografías, nos subimos a la camioneta y conducimos hasta Ñuro, un puerto pequeño a veintitantos kilómetros de aquí de Máncora, en el que nos esperaba un maravilloso espectáculo.   

 

Al puerto llegan, atraídas por los pescados que caen de los botes,  tortugas de todos tamaños, a las que se ve aún y cuando están debajo del agua. Ellas compiten por los pescados con los pelicanos que flotan en el agua alrededor de los botes. 

 

Mientras, los pescadores entregan en el puerto los abundantes frutos de la pesca del día, otros reciben la pesca en el puerto, la pesan, la limpian y la envían al hangar que llevará los pescados hasta Lima. 

 

Solo una vez anterior a esta, había visto a las tortugas en su hábitat, y es sin duda uno de los espectáculos más hermosos y conmovedores de la naturaleza.   Ahí en el puerto las risas siguieron, Marco, Fede y Diego se lazaron al agua para llevar trozos de pescado cerca de las tortugas.  Los demás tomamos fotos, entre el agua, los pescados y los trabajadores.

Al final los chicos salieron con un regalo del puerto: una bolsa con seis pescados, que después de ir a a preguntar a los pescadores, aceptaron darles.  Esa fue la comida del día, pescado, mucho arroz y verduras.  Nos alineamos en la cocina de Yola, todos de pie comiendo con muchísima hambre. La escena daba risa…

 

A partir de mañana el grupo comenzará a dividirse, pero sin duda la amistad perdurará y quizá en el futuro volvamos a cruzar caminos o regresemos a la Casa de Yola.

 

Andrea

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified