Cariño limeño

Nuestros últimos días en Lima los hemos dedicado a preparar la ruta para la próxima semana  y descansar, aunque el descanso para mí fue más por obligación. Hace un par de días me levanté con fiebre y tuve que estar más quieto de lo normal. Todavía sigo con dolor de garganta pero ya me encuentro mucho mejor.

 

También hemos aprovechado para pasar más tiempo con Coco, Jessica y Camila, incluso ayer fuimos al cine todos juntos. Yola también vino con nosotros y ya nos despedimos de ella, otra despedida  más, es algo a lo que no nos acostumbramos y siempre lo hacemos con la esperanza de que algún día nuestros caminos se volverán a cruzar.

Esteban y Elsa
Esteban y Elsa

Hoy conocimos a más amigos que nos demostraron de nuevo la hospitalidad y afectuosidad limeña. Por la mañana estuvimos con Esteban  y Elsa, una pareja encantadora que tienen una Westfalia muy preparada para viajar. Pertenecen al club Kombisvw Peru y desde bien jóvenes les apasiona viajar. Nos invitaron a desayunar y durante un par de horas estuvimos charlando y compartiendo historias de viajes, les deseamos mucha suerte en sus próximas salidas. Por cierto, viajan con sus dos niños pequeños y heredaron la afición de los padres, uno de ellos de mayor quiere ser “aventurero”…

Fernando
Fernando

Por la tarde conocimos  a Fernando, uno de nuestros mayores fans, creo que hasta ahora no habíamos conocido en persona a alguien como él. Nos había contactado por internet y tenía mucho interés en conocernos. Por suerte en esta ocasión nos pudimos reunir con él porque otras veces por cuestiones del viaje no es posible. En cuanto conocimos a Fernando nos dimos cuenta que es un gran apasionado de los viajes, pero él lo hace de una manera diferente. Por cuestiones de trabajo no puede salir tanto como le gustaría entonces sigue con entusiasmo a otros viajeros como nosotros. Nos enseñó su álbum en el que aparecen viajeros a los que ha conocido con fotografías y recuerdos y nos sorprendió que ya tenía fotos nuestras! Pasamos un buen rato conversando con Fernando y nos hicimos una buena colección de fotografías.

Por la noche Coco, nuestro incansable guía en Lima, nos llevó hasta el parque de la Reserva, más conocido como el parque del agua o las fuentes. Este parque se caracteriza por sus 13 fuentes cada una totalmente diferente de la anterior. Estuvimos paseando admirando las fuentes y con ganas de meternos a jugar en alguna de ellas pero con el frío que hacía mejor mantuvimos una distancia prudencial. 

Al salir, Coco nos dijo que no nos podíamos marchar sin conocer  La Punta en el Callao y nos dirigimos hacia allá. No pudimos ver en toda su plenitud este lugar tan característico de Lima pero si nos hicimos una muy buena idea de cómo tiene que ser solo de ver sus casas, unas mansiones impresionantes con una arquitectura muy cuidada. A la vuelta regresamos por el parque El Olivar, uno de los parques más antiguos de la ciudad que está repleto de olivos, me llamó la atención ver tantos olivos dentro de una ciudad tan grande.

 

No pudo transcurrir de mejor manera nuestro último día en Lima. Mañana ya nos vamos rumbo hacia Paracas, vamos a extrañar la hospitalidad limeña que ha hecho que nos quedáramos casi por dos semanas, una experiencia muy bonita.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified