vie

12

jul

2013

Uhmm chocolate...

Nuestro primer día en Cuzco nos pudo ser más dulce: conocimos el Choco Museo y elaboramos nuestras propias barritas de chocolate!!

Nos levantamos con bastante frío (de madrugada la temperatura baja hasta los 2 grados centígrados) pero durante el día el sol es muy fuerte y enseguida nos calentamos. La verdad que la climatología es un poco especial, calor durante el día y frío durante la noche, todo demasiado extremista a 3360 msnm. Pensamos que la policía nos iba a molestar por donde estábamos estacionados pero nadie dijo nada y eso nos permitió que camináramos durante todo el día sin preocuparnos de la Zaigua.

Ayer en la oficina de información turística, Andrea vio un museo que le llamó la atención, el Choco Museo, y prácticamente ahí estuvimos todo el día. La entrada a este museo es gratuita y está dividida en varias secciones con mucha información sobre el cacao y el chocolate. En el museo a través de fotografías, textos y videos uno se empapa sobre la historia del cacao y su evolución hasta la actualidad llegando a ser uno de los alimentos más apreciados en casi todo el mundo.

 

Los aztecas fueron los primeros que comenzaron a utilizar las semillas del cacao como moneda de cambio y a hacer el chocolate aunque no como lo conocemos actualmente sino picante.

 

En el museo hay una cafetería para degustar diferentes presentaciones, una tienda  e incluso se ofertan tours a haciendas cercanas donde se cultiva el cacao. Asimismo, hay unos talleres en los que durante dos horas se aprende la historia del cacao y el chocolate y cada participante elabora sus propias barritas de chocolate al gusto.  Éste, no es el único museo de este tipo en el mundo, en Latinoamérica existen 6 y el de Cuzco lleva dos años funcionando con mucho éxito. Jackeline, la gerente general, nos invitó a que participáramos en el taller de chocolate y obviamente no nos pudimos negar.

El taller tiene una duración total de 2 horas y se divide en varias partes. En la primera parte nos explicaron los diferentes tipos de cacao (criollo, forastero y trinitario) y en qué lugar del mundo se cultivaba cada variedad. El más común es el forastero que representa el 80-90% de la producción mundial y aunque es originario de Ecuador y Venezuela en la actualidad se cultiva principalmente en África. 

En la segunda parte conocimos todo el proceso de fabricación del chocolate y sus derivados. Es un proceso más complejo de lo que pensábamos. Después de la cosecha hay que dejar fermentar las semillas en la sombra ya que son muy delicadas y se pueden estropear y a continuación viene el secado, tostado y descascarado. Una vez que la semilla está sin cáscara, se muele y con la manteca que se obtiene se mezcla con leche, azúcar, vainilla u otros ingredientes. Se refina, se le da el concado y templado y ya está listo el chocolate para moldear al gusto.

Una vez que nos empapamos de toda la teoría llegó la parte más divertida: la práctica. Nosotros comenzamos el proceso en el tostado. En una olla de barro especial tostamos las semillas y luego les quitamos la cáscara. Aquí no se desaprovecha nada, con la cáscara de la semilla hicimos un té delicioso con sabor a chocolate pero 0 en calorías. Después molimos las semillas hasta que hicimos una especie de manteca y con esa manteca elaboramos dos bebidas diferentes. Una que se asemejaba a la receta original azteca picante y que no nos gustó mucho y otra más dulce que nos acabamos en un momento.

 

Posteriormente llegó el momento más esperado: moldear nuestros propios dulces. Cada uno eligió un molde, sus ingredientes adicionales de entre una gran selección y chocolate con o sin leche. Andrea hizo dos barras enormes con menta, almendra, jengibre y café con una figura representativa de la cultura Mochica. Yo me fui a lo tradicional, hice barritas de almendras, nueces de la india, cacahuete y confituras. Cuando terminamos con nuestras obras de arte, las metimos a enfriar durante una hora y a degustar nuestros chocolates.

Salimos con una gran sonrisa del museo y el resto del día lo dedicamos a pasear por las estrechas calles cusqueñas. Esta noche parece que va a volver a hacer mucho frío, pero no nos importa, tenemos una buena reserva de calorías que nos van a endulzar la noche…

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified