mar

16

jul

2013

Cena multicultural

Ayer Dana nos invitó a que trabajáramos en las oficinas de Apus y prácticamente ahí nos hemos pasado todo el día. Ya tenemos varios videos pendientes y no nos queremos atrasar así que hoy nos hemos dedicado a realizar trabajo de oficina.

 

Por la tarde quedamos con Pepe ya que desde Redes Perú nos querían apoyar con nuestros gastos de gasolina e íbamos a ir hasta una gasolinera para llenar el tanque. Al final, Pepe decidió que era mejor que no moviéramos la Zaigua porque teníamos un muy buen lugar en el centro histórico y nos hizo una generosa donación. Nos explicó como tenemos que salir mañana de Cusco y nos despedimos. Lamentablemente no volveremos a ver a Pepe la próxima semana ya que tiene que ir a Lima, ojalá podamos volver a encontrárnoslo en el futuro, le estamos muy agradecidos por todas las atenciones que ha tenido con nosotros.

Por la noche Dana nos llevó a conocer la ONG Mosqoy. Esta ONG de origen canadiense nació en el 2006 para apoyar a los jóvenes del Valle Sagrado con sus estudios. Kristina, la manager y única voluntaria en la actualidad, nos contó que en la actualidad en esta residencia viven 22 jóvenes que están estudiando carreras como turismo, relaciones internacionales, programación, etc. Para poder acceder a este programa todos estos chic@s son evaluados y seleccionados en base a sus recursos económicos y aptitudes. La ONG se encarga de conseguirles un apadrinamiento que les financie la mensualidad de sus estudios (por lo regular 3 años) y la renta del alojamiento. Ellos y sus familias se tienen que encargar de los gastos de luz, agua y gas y de su alimentación. 

En la actualidad ya van por la quinta promoción y notamos que los jóvenes aprovechan esta oportunidad al máximo. Dos de las chicas nos contaban todo lo que estaban aprendiendo gracias a Mosqoy y sus sueños para el futuro, no en vano Mosqoy en Quechua significa sueño. Normalmente ellos están de lunes a jueves estudiando en Cusco y los fines de semana regresan a sus comunidades a ayudar a sus familias. Uno de los objetivos de esta ONG es dar una educación de calidad a chic@s de bajos recursos pero sin que se desvinculen de sus comunidades. Por eso, uno de los requisitos para poder seguir en este programa es que anualmente tienen que realizar 50 horas de voluntariado en sus comunidades, normalmente las completan realizando traducciones ya que en sus lugares de origen muchas personas solo hablan Quechua.

Para la cena, dos de las chicas, no solo cocinaron para nosotros sino también para otros 20 estudiantes de español de diferentes lugares del mundo que habían venido para realizar un intercambio lingüístico y cultural. Cenamos todos juntos compartiendo experiencias y para concluir una de las chicas nos explicó la historia del drama de Ollantay. Tanto los estudiantes de español como los jóvenes de Mosqoy se sentían cómodos y abiertos para hablar, nos pareció una actividad muy enriquecedora para todos.

 

Nos regresamos en taxi con Dana hasta nuestra casita despidiéndonos de ella hasta la próxima semana en la que estaremos con ella conociendo un poco más de la ONG Threads of Peru.  Por lo pronto, nos vamos a descansar que mañana nos espera un día muy largo en la carretera. Tenemos que recorrer todo el Valle Sagrado para acercarnos lo más posible hasta Machu Picchu, normalmente los turistas hacen este tramo en tren pero nosotros lo hacemos en Zaigua J

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified