Los tejidos del Cusco

Estos últimos días nos la hemos pasado de una comunidad para otra y hoy no iba a ser menos. Dana, quien trabaja con la ONG Threads of Peru, nos invitó a ir con un tour a una comunidad andina para observar cómo se tejen los famosos tejidos de la región del Cusco. Esta ONG trabaja en ocasiones con Apus Peru, una empresa especializada en rutas andinas y turismo responsable. En esta ocasión íbamos a acompañar a cuatro turistas norteamericanos hasta la comunidad de Rumira, a unos 45 minutos aproximadamente de Ollantaytambo.

A las 9 de la mañana Dana nos estaba esperando con el chofer para llevarnos hasta Ollantaytambo. Allí recogimos a los cuatro turistas y el guía y subimos hasta la comunidad. Lo primero que nos llamó la atención fue las vestimentas de los hombres y las mujeres, muy distintas de las que habíamos visto durante los últimos días. El rojo también era el color predominante, pero tanto hombres como mujeres usaban unos sombreros muy peculiares, en especial las mujeres cuyo sombrero se asemeja a un cuenco muy colorido. Sus ropas son muy especiales para los comuneros ya que indican su posición social, su estado civil, etc.

Las mujeres únicamente hablaban quechua y el guía tenía que traducir todo al inglés. Ellas trabajan con lana de alpaca y todo el proceso desde que se esquila a la alpaca hasta que se pone a la venta sus productos es bastante largo. Una vez que se tiene la lana, hay que hilarla, después para obtener diferentes tonalidades con productos naturales se tiñe. Una vez que se obtienen los hilos, las mujeres en una especie de telar comienzan con sus creaciones. Hacen bolsos, bufandas, chompas, cinturones, etc. Cada creación es única y lleva muchas horas de trabajo. En sus artículos aparecen símbolos de la cultura inca como el jaguar, el cóndor, alpacas, lagos… El principal beneficio que tienen estas mujeres al estar asociadas con Threads of Peru es que reciben un precio justo por su trabajo, no como en otros muchos lugares donde se explota a las tejedoras por un precio irrisorio.

Una vez que terminaron con su demostración nos invitaron a comer unas patatas cocidas y nos despidieron efusivamente. Fue muy interesante observar un trabajo que ya casi no se realiza por lo laborioso que es.

 

Regresamos a Cusco y nos despedimos de Dana hasta el sábado ya que ese día vamos a acompañar a Threads of Peru a unas capacitaciones. Ya estamos ansiosos por seguir conociendo más sobre este arte ancestral en la región de Cusco.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified