jue

01

ago

2013

El lago Titikaka

Hoy nos hubiéramos tirado en la cama todo el día fácilmente, sin embargo Kontiki Tours nos había invitado a visitar el lago Titicaca y después de un copioso buffet para agarrar fuerzas nos pusimos en marcha. Por cierto, el amanecer desde Chucuito es precioso, poco a poco va apareciendo el lago en todo su esplendor, un espectáculo de la naturaleza.

 

A las 7:00 una furgoneta vino a recogernos al hotel Taypikala y en apenas 25 minutos estábamos en el muelle de Puno. Un barco nos estaba esperando y nos unimos al grupo de turistas con el que pasaríamos el resto del día, en total éramos 17 personas más el guía. El plan para hoy era visitar las islas flotantes de Uros y la isla de Taquile. Llegar a cualquiera de estos dos lugares no es muy fácil, hay transporte “público” que te puede llevar pero nadie te explica nada de las costumbres de los habitantes de las islas, la mejor opción es ir con un tour operador como Kontiki.

A unos 20 minutos de Puno se encuentran las islas flotantes de Uros. Son un conjunto de alrededor 70 islas en las que viven unas 2000 personas. Estas islas artificiales se construyen únicamente a partir de  totora, una planta acuática que crece en las zonas menos profundas del lago Titicaca. En la época de menor volumen del lago, se cortan pedazos de raíces de 3 metros de ancho, por 3 de largo y 2 de profundidad, está será la base de la isla. Estas raíces flotan como corchos, se cortan alrededor de 30-40 pedazos iguales y se juntan todas con palos y cuerdas, el objetivo es que en poco tiempo las raíces se entrelacen entre sí y formen una masa unida. Encima de las raíces se ponen unos 3 metros de tallos de totora y listo, ya está construida la isla. En cada isla viven entre 4 y 10 familias dependiendo de la extensión y se anclan al fondo del lago por medio de cuerdas. En esta zona del lago hay una profundidad aproximada de 20 metros y se necesitan unos 10 anclajes para que la isla no se vaya sola a vivir su vida…

Había bastantes barcos como el nuestro y cada uno era dirigido por la administración de las islas a una isla determinada. En todas hacían la misma demostración a los turistas. Desembarcamos del bote y nos recibieron todos los habitantes de la isla con sus vestimentas típicas, niños incluidos. Aquí estuvimos alrededor de una hora en donde nos explicaron como construían las islas, sus costumbres, comidas e incluso nos invitaron a que visitáramos sus casas, todo estaba construido de totora.  Aunque hablan Quechua, Aymara y castellano, también tienen unos buenos conocimientos de inglés, se nota la influencia del turismo. Ya nos habían hablado de que estas islas son muy turísticas y en ocasiones son más un show que un reflejo cultural de Perú, pero para nosotros todavía no se llega al extremo de Machu Picchu. Es cierto que se ve mucho turista, pero en ningún momento te sientes abrumado.

Cada isla también tiene una embarcación enorme hecha a base de totora que utilizan para pasear a los turistas durante unos minutos con la única propulsión de sus brazos. Estuvimos tentados de montarnos pero al final nos conformamos con una foto en este bote artesanal.

Salimos de islas de Uros hacia la isla de Taquile situada a unos 45 km de Puno. Taquile y sus característicos tejidos fueron declarados por la UNESCO como Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad. En poco más de una hora llegamos hasta uno de los puertos que rodean la isla y llegamos hasta una casa en donde nos dieron más detalles sobre la vestimenta de los taquileños. Las mujeres usan unas faldas de muchos colores y se cubren la cabeza con un manto negro, parece que se quisieran esconder. La peculiaridad de los hombres es su gorro, dependiendo de sus colores y hacia qué lado esté orientado nos dice si está soltero o casado o si está trabajando o solo descansando, muy curioso.

Aquí nos sirvieron un almuerzo típico: sopa de quinua de entrada acompañado de un plato de trucha frita con patatas fritas y arroz. Después de comer, Rubén, nuestro guía nos siguió explicando costumbres de la isla. Por ejemplo, el mes de Agosto se caracteriza por dos cosas, una es que se prepara la tierra para la siembra y otra es que en este mes es cuando se llevan a cabo más bodas. En esta región se acostumbra a que los novios convivan primero para asegurarse de que en realidad quieren pasar el resto de sus vidas juntos y después de meses o años se casan oficialmente. En este proceso pueden haber concebido hijos y es algo de lo más normal. Una vez que se casan es muy raro que haya divorcios. Si durante el “proceso de enamoramiento” la pareja decide separarse y hay hijos, los varones se quedan con el padre y las mujeres con la madre. De todas maneras los hijos pasan a ser custodiados por los abuelos para que otra vez los jóvenes puedan comenzar otra relación sin ninguna carga en cuanto a hijos se refiere. Las bodas son grandes celebraciones de varios días de duración (entre 3 y 7) pero los recién casados solo disfrutan del último día el resto de los días simplemente observan cómo se divierten los invitados.

También nos hicieron una demostración de elaboración de champú ecológico. Tomaron una planta que se llama Roque y durante unos segundos la machacaron creando una especie de pasta verde. Esta pasta la pusieron en el agua y metieron lana sucia. En un momento la lana salió totalmente blanca, definitivamente necesitamos esta planta para la Zaigua…

 

Antes de marcharnos de la isla recorrimos su plaza principal (llena de puestos en los que vendían sus famosos tejidos) y paseamos durante media hora por un sendero para admirar el lago Titikaka en su plenitud.  Regresamos al barco y poco después de las 16:00 llegamos cansados pero contentos hasta Puno.

 

Nos acaban de traer a Taypikala Hotel Lago y vamos a disfrutar de nuestro último día en Peru, si no hay ningún imprevisto o cambio de planes, mañana dormiremos en Bolivia, quizás también a orillas de este lago tan importante para la cultura andina, ya veremos.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified