Por fin aprendimos a comer salteñas!

Por fin hemos aprendido a comer salteñas! La salteña es una empanada de masa dura en cuyo interior está la carne y vegetales con caldo y todo. Aunque son originarias de Argentina son muy populares en Bolivia para desayunar. En La Paz las habíamos probado una vez y fue un desastre, las mordimos como una empanada normal y enseguida se nos empezó a derramar el jugo quemándonos las manos, pensábamos que estaban mal hechas, ¿se les habría olvidado sacar el jugo?

 

Don Víctor vino a recogernos a casa de su hija y nos llevó a comer salteñas. Cada uno pedimos dos de carne picante acompañadas de una coca cola (la bebida que don Víctor toma a todas horas). Aprendimos que para degustar correctamente una salteña hay que utilizar una cuchara (aunque no es imprescindible si uno tiene práctica y habilidad). Se rompe un extremo de la empanada y con la cuchara se va sacando poco a poco el jugo y el contenido, así ya era otra cosa.

 

Bien desayunados regresamos hasta la casa de su hija y tuvimos una conversación muy interesante sobre la situación política actual de Bolivia y las problemáticas reales que está afrontando el país. Ya hemos hablado con bastantes personas sobre este tema y la gran mayoría coinciden en que en Bolivia priman los intereses de unos pocos y está dirigido al antojo por un presidente poco educado que llegó al poder a base de bloqueos. Lo peor es que parece que la situación no va a cambiar ni a corto ni a medio plazo. Es un tema controversial del que vamos a seguir recopilando información y hablaremos con mayor detenimiento próximamente.

Después de almorzar con don Víctor y Rori, su esposa, llevamos la Zaigua a que le dieran una revisada. La verdad que desde Lima no ha dado ningún problema pero siempre es conveniente llevarla al “doctor” y más si son especialistas en Volkswagen como en el taller mecánico Autotécnica. Jorge, el dueño, nos recibió con mucho entusiasmo, es un apasionado de VW y tiene una combi con la que quiere viajar como nosotros en un futuro cercano. Nos cambiaron el aceite, limpiaron el filtro del aire y el motor que estaba lleno de polvo, nos revisaron los rodamientos y los frenos, nos engrasaron la caja de cambios, etc. Estaba perfecta, parece que no hay nada que le impida llevarnos hasta la Patagonia, ojalá siga así. Jorge y todos los chicos del taller quisieron colaborar con nuestro proyecto y no nos cobraron nada por su trabajo y los repuestos, todo un detallazo, muchas gracias chicos.

 

El resto del día estuvimos en casa de don Víctor trabajando en el blog, que teníamos un poco descuidado, y planeando nuestro día para mañana. Según nos han dicho mañana vamos a ir a una peregrinación única en el mundo: “El Calvario”, ¿qué tendrá de especial?

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Emilio (miércoles, 21 agosto 2013 15:01)

    Hola Andrea y David. Espero se encuentren bien y pues nada, que los relatos pendientes (que son como diez) se deba a la falta de tiempo para subirlos al blog y no a otra cosa.
    Por favor cuídense mucho: les envío un gran abrazo y deseos de bienestar.
    Saludos.
    Emilio García.

  • #2

    Zaigua (viernes, 23 agosto 2013 13:47)

    Hola Emilio, gracias por tu preocupación, últimamente hemos encontrado un Internet muy lento y no hemos podido subir todo correctamente pero todo está bien. Durante este fin de semana ya van a estar subidos los relatos pendientes, han sido unos días increíbles en Cochabamba y Torotoro, no te los pierdas.
    Un abrazo muy grande

  • #3

    Vasiliev (viernes, 16 octubre 2020 06:18)

    "Aunque son originarias de Argentina son muy populares en Bolivia para desayunar"
    Habia leido la entrada hace varios años
    Esa parte puede llevar a desinformación la salteña es originaria de Bolivia. Las empanadas en general vinieron a travez de los españoles y en cada pais tiene su propia version.
    Solo soy un gastronomo viajero que ama las masas rellenas en todas partes desde dumplings, raviolis takoyakis hasta empanadas salteñas, strombolis etc.
    Espero que viajes asi sean documentados. Leer sobre recorridos por el mundo siempre deja lecciones que no se aprenden con libros. Un saludo.

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified