Tras la tormenta llegó la calma, cruzamos a Chile

Que infierno de noche! Anoche tardamos muchísimo en poder calentarnos y hoy al despertarnos nos dimos cuenta de la razón, estábamos a 4,500 m.s.n.m. y rodeados de nieve. Habíamos dormido fatal y ya lo único que queríamos era atravesar la frontera y olvidarnos del mal trato que nos habían dado durante las últimas horas.

 

El paso fronterizo de Portezuelo Hito Cajón tiene unas instalaciones mínimas: una barrera y una caseta, eso es todo lo que separa Bolivia de Chile. Comenzaron a llegar los 4x4 de los tours a dejar y recoger turistas y también fuimos nosotros a dejar el permiso de la Zaigua y sellar nuestra salida.

 

En la oficina había un policía y dos oficiales de migración y cuando ya pensábamos que la pesadilla había terminado de nuevo comenzó. En cuanto enseñamos el papel de la Zaigua nos dijeron que allí no tenían funciones de aduana y que teníamos que regresarnos 80 km hasta otro puesto fronterizo para realizar el trámite. Comenzaron las discusiones, apenas teníamos gasolina para llegar a San Pedro de Atacama. ¿Cómo podía ser que unos funcionarios del estado que se supone tienen que ser coherentes y cuya función es ayudar nos pusieran tantos inconvenientes? La razón era clara, los guías les habían dicho todo lo sucedido el día anterior y había un complot para hacernos la vida imposible. Me gustaría resaltar la poca profesionalidad de todos estos “profesionales” del turismo de varias agencias turísticas de Uyuni (especialmente el guía de Cordillera Travellers) que en ningún momento han tratado de interesarse por nuestra situación y solamente nos han estado criticando, avivando en todo momento la situación tanto con los guarda parques ayer como los oficiales de migración hoy.

En la oficina seguimos discutiendo, estábamos tan hartos que lo único que queríamos es que nos sellaran nuestra salida, si no querían recoger el papel de la Zaigua nos daba igual, solo queríamos salir del país. Ya ni eso querían hacer, nos dijeron que habíamos ido con mala educación, que no nos habíamos informado, que no habíamos querido pagar la entrada del parque y blablablá, otra vez lo mismo de ayer. Al final nos echaron de la oficina a empujones y literalmente nos cerraron la puerta en las narices. Por suerte todo está grabado y en cuanto podamos publicaremos el video, vale más una imagen que mil palabras.

 

Afuera empezamos a pensar en nuestras opciones, no pensábamos regresarnos para quedarnos sin gasolina tirados en cualquier camino, nadie nos iba a ayudar y menos los guías. Nuestra opción era pasar la frontera a las bravas y que vinieran a detenernos a Chile. Mientras tanto, algunos turistas se acercaron a interesarse por la situación, incluso un brasileño se hizo una foto con nosotros.

 

Al poco rato salió el policía y me dijo que pasara a la oficina. Allí estuvimos ellos tres y yo a puerta cerrada discutiendo de nuevo. Otra vez salían las mismas tonterías pero ahora decían que nos iban a hacer el “favor” de dejarnos pasar si me disculpaba. Les dije que me disculpaba si el que me empujó lo hacía también y otra vez empezaron los pleitos. Al final, nos sellaron los pasaportes y nos recogieron el permiso del vehículo, parece que no les interesaba que siguiéramos hablando con los turistas.

 

Nuestra salida de Bolivia fue un auténtico caos con demasiadas personas tratando de hacernos la vida imposible. Llegaron a poner nuestras vidas en peligro al no darnos otra opción que conducir de noche por unos caminos sin señalizaciones que no conocíamos, llenos de nieve y una temperatura por debajo de los 0°C. Tengo todo muy reciente para valorarlo, pero que cada uno saque sus propias conclusiones.

Nos fuimos hasta la oficina de migración chilena en San Pedro de Atacama con una última lindeza de los oficiales bolivianos: “ya verán como les van a tratar en Chile” (con un tono negativo obviamente). Efectivamente no se equivocaron, en poco más de 20 minutos pasamos de la ineficiencia a la eficacia. En ese tiempo bajamos 2000 metros en unos 40 km, la Zaigua iba a 140 kph. En cuanto llegamos a San Pedro la temperatura era mucho más agradable, hacía calor y podíamos estar en manga corta!

Ya estamos en Chile!
Ya estamos en Chile!

En cuanto el oficial abrió la puerta de la combi casi se cae para atrás del susto, tenía que revisarlo todo y no sabía ni por dónde empezar. Nos requisaron un par de naranjas  y dos bolsas de semillas que traíamos para hacer artesanías porque no traían el agujero hecho. Tratamos de argumentar sus acciones pero el oficial siempre nos convencía con buenas razones para quitarnos esos artículos, no había nada que pudiéramos objetar.

Después de la revisión llegamos al pueblo bastante desorientados por el clima y todo lo que habíamos pasado y de la nada apareció un joven a rescatarnos. Estábamos parados sin saber a dónde dirigirnos, cuando un chico nos empezó a hablar que si veníamos de México y que tal el camino. John, de nacionalidad francesa-chilena, nos explicó que durante mucho tiempo había vivido en México y se ofreció a llevarnos a un lugar tranquilo. Nos llevó hasta el Pueblo de los Artesanos en donde había otras cuatro casas rodantes estacionadas, todas con matrícula francesa.

 

Nos instalamos en el barrio “francés” y fuimos a pegarnos una ducha que tanto necesitábamos y comer algo ya que anoche no habíamos podido cenar ni hoy desayunar. El pueblo se ve muy tranquilo, está totalmente concebido para el turista, muchos hospedajes, restaurantes y tiendas de artesanías. Lo malo son sus precios, según nos dijo John, los más elevados de Chile.

 

Por la noche estuvimos hablando de nuevo con John sobre sus experiencias en México (todo un personaje) y ahora vamos a dormirnos con la tranquilidad de que mañana no nos tenemos que despertar para discutir con nadie, que alivio.

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    felipe (viernes, 13 septiembre 2013 11:41)

    Bienvenidos a CHile!!!!!!!! =)

  • #2

    Jaime (miércoles, 18 septiembre 2013 21:25)

    Hace diez días que no sé de ustedes. ¿están bien?

  • #3

    Zaigua (viernes, 20 septiembre 2013 18:52)

    Hola Jaime, apreciamos mucho que te preocupes por nosotros. Seguimos en San Pedro de Atacama super liados con muchas cosas a la vez. Nos hemos dedicado más a editar videos que escribir pero después del fin de semana volveremos a ponernos al día y contar nuestras últimas y novedosas noticias. Un abrazo.

  • #4

    Alejandra Valencia (jueves, 17 octubre 2013 11:13)

    No me extraña su odisea para salir de Bolivia, en cierta forma me esperaba que les pasara o en Perú o de ahí pa abajo. Lección: averiguarse si hay costos para las salidas, y llevar U$ para la soda de los funcionarios, claro que ya caminaron mucho. El turismo es un negocio y no les interesa regalar nada, "si no tiene plata quédese en su casa", -dirán muchos, En Perú y Bolivia son mas puros en la raza américana original y hay mas orgullo hay mucho resentimiento con los europeos, que son atendidos por el "vil" dinero. Colombia es diferente porque no hay tantos turistas extranjeros por la violencia, cuando ven uno, los felicitamos y apreciamos por la valentía de venir por estos lares. Que sigan trabajando que a la vez es un descanso de la viajadera, un alto en el camino. Suerte!

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified