dom

01

dic

2013

Con el espíritu Kleinbus llegamos a Santiago

Hoy cuando nos levantamos empezamos a organizarlo todo para marcharnos temprano y aprovechar a visitar un poquito Viña del Mar y Valparaíso pero la Zaigua tenía otros planes, de nuevo no quería arrancar. Ahora esta situación no nos preocupa sino que nos tensa ya que han sido muchos mecánicos y personas las que han revisado nuestra combi y ninguno consigue repararla completamente. Varios miembros de Kleinbus vinieron a socorrernos y pusieron la Zaigua a funcionar. Lo único que hicieron fue poner el punto bien y tensar la correa de distribución por si acaso. Nuestra preocupación es que no sabemos porque se desfasa el punto con tanta facilidad si no tocamos el distribuidor, pasa algo raro pero no podemos solucionarlo. Rodrigo, uno de los organizadores, nos pasó el teléfono de un mecánico especializado en Santiago y la próxima semana tendremos que llevar la Zaigua a “consulta” ya que nos estresa el no saber si la furgoneta encenderá la próxima vez.

Entre unas cosas y otras la mañana se pasó rapidísimo y llegó la hora de la foto oficial del evento Kleinbus. Hicimos una caravana de 32 combis (faltaba la de Daniel y Lorena que ya se habían marchado a Coquimbo) y nos dirigimos hasta la playa. La gente se nos quedaba mirando con la boca abierta según íbamos pasando, no se ven tantas combis seguidas muy a menudo…

 

 

Ya en la playa formamos un semicírculo y comenzó la ronda de fotos. Era todo un espectáculo ver tanta combi junta y en la playa. Después de la sesión fotográfica, a nosotros se nos iba haciendo tarde y nos despedimos de todos. Nos fuimos con muy buenos recuerdos y habiendo conocido a mucha gente estupenda, lo bueno es que seguro que a algunos de ellos los volveremos a ver en Santiago. A quienes quizás no veamos en un futuro cercano son a nuestros amigos de California, Linda y Aaron (ya que ellos siguen una ruta un poco diferente a la nuestra), y a Daniel y Lorena de Coquimbo pero seguro que en un futuro nos reencontraremos.

En vez de ir a Santiago directamente, tomamos la ruta costera y pudimos conocer de pasada Viña del Mar y Valparaíso. Nos hubiera gustado pasar algunos días por aquí pero por cuestiones de tiempo se nos hacía imposible, hoy teníamos que llegar a Santiago.

 

 

En Santiago vive Jon, un amigo español al que conocimos hace un año al cruzar de Panamá a Colombia. Desde entonces ha estado siguiendo nuestro viaje por Sudamérica y nos invitó a hospedarnos en su casa. Siempre nos hace mucha ilusión volver a ver a nuestros amigos viajeros, y con Jon habíamos compartido aquella travesía  tan difícil de Panamá a Colombia en la que formamos un grupo muy unido y diverso de 9 personas de diferentes nacionalidades. 

Tardamos más de lo normal en llegar a Santiago por la ruta 68, muchos “domingueros”,  pero pudimos orientarnos sin ningún problema por la Alameda hasta llegar a casa de Jon. Acabamos de estacionar la Zaigua en el parking privado de su edificio y vamos a descansar que estamos agotados. Necesitamos cargarnos de energía ya que mañana tengo que renovar de una manera u otra mi pasaporte español y odio los papeleos!!!

 

David

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    jaime (martes, 03 diciembre 2013 05:44)

    Saludos,,,,espero solucionen pronto el problema del punto de la kombi,,,

    Jaime,....(el de la bandera)

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified