Genipabu: entre dunas y playa!

Esta mañana, a poco de haber despertado comenzamos ruta hacia Genipabu, un destino que nos habían recomendado por su playa de agua azul y las dunas que la rodean.  Cuando llegamos al pueblito que da acceso a la playa no nos dio muy buena impresión, ya que en sí, pareciera que el pueblo es una sola calle llena de estacionamientos para ambos lados. 


Cada estacionamiento tiene a uno o dos chicos llamando a la gente en la calle para atraer la atención.  Nosotros nos fuimos directo hasta el final de la calle y ahí encontramos un par de espacios para estacionar en la vía pública.


Frente a nosotros estaba el bar-restaurante Cana-dance,  al cual, el chico que lo promocionaba, nos dio paso para poder acceder a la playa sin problema, y al final de nuestra nadada en el mar hasta nos dimos una ducha ahí con agua dulce sin tener que pagar absolutamente nada.  Muy buena onda.


La playa de Genipabu es linda, aun mas si la ves desde lo alto de la duna que la rodea.  La subida cansa, pero es bastante sencilla; aunque para aquellos que no puedan hacer mucho esfuerzo físico también está la opción de hacer un paseo en buggy que te lleva por lo alto de las dunas y después te regresa a la playa. 

Las dunas de Genipabu son bastante extensas, de un lado tienen la bella vista del agua azul contrastando con lo claro de la arena, y del otro, se alcanzan a ver los rascacielos de Natal.  


La actividad que más nos llamó la atención es la de pasear en dromedario.  Pudimos ver unos seis ejemplares de dromedario, algunos ya con gente en sus lomos. Cuando tomas el paseo hasta te dan accesorios para que quedes ad hoc con tu transporte. El paseo no es muy barato–al menos no para nosotros–25 dólares por persona por 15 minutos de paseo. Auch.

Nosotros nos divertimos lo suficiente viendo a los demás tratar de sostenerse en los sillines de madera que ponen sobre los animales, mientras caminaban a paso muy lento bajo el sol que quemaba…


Otra opción es la de hacer sandboard, pero la verdad nos pareció más una actividad para niños, ya que la duna en la que te permiten usar las tablas es más bien una pequeña colina.

Cuando bajamos a la playa disfrutamos mucho del agua fresca y de que el mar nos quitase de encima toda la arena que acarreamos de la duna.

 

También se puede ir  a la laguna de Genipabu, de la cual hemos escuchado que también es bastante linda y al igual que la playa esta rodeada por las dunas; nosotros no la visitamos porque optamos por quedarnos en la playa…

Hoy además de disfrutar del sol y la arena nos toca un día de ruta bastante largo, rodeados por el paisaje desértico que comienza en esta zona y también mucho calor.  Así que mejor que lo vayamos empezando!


Andrea

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Raquel Ro.Venzor (viernes, 07 noviembre 2014 01:37)

    derechito y sin voltear! jiji

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified