Con la familia venezolana

Solo una parte de a familia
Solo una parte de a familia

El hecho de que la camioneta dejara de funcionar justo enfrente de la casa de Elvita –tía de nuestro amigo George- ha representado un gran cambio en cuanto a lo que teníamos pensado sería nuestra estadía en Barquisimeto: nos ha permitido vivir con una familia venezolana, y no cualquier familia…

 

En casa de Elvita entra y sale gente todo el día: nietos, sobrinos, hijos, primos, vecinos, conocidos, etc. A la hora de la comida hay un plato para todo aquel que este en casa, y el café nunca falta, no importa la hora que sea.  Entre todos, David y yo pasamos como uno más. 

Elvita haciendo arepas para todos
Elvita haciendo arepas para todos

Estos días de espera hemos podido compartir con esta familia, aprender de su vocabulario, su forma de ser, sus comidas, el temperamento de cada uno… Y también hemos visto reflejada a nivel familiar la situación del país, por ejemplo: la constante lucha por conseguir los precios reales de los productos para evitar los precios especulativos –los cuales son mucho más altos que aquellos vigilados por el gobierno.

 

Para que no nos aburriésemos –que la verdad en esta casa eso imposible- nos invitaron a dar la vuelta por la ciudad visitando los puntos más icónicos. El tour lo dimos nada más y nada menos que en un autobús ‘familiar’ ya que un miembro de la familia –David- es chofer de transporte público y lo pidió prestado para pasear a la familia J Así que nos fuimos a dar la vuelta por Barquisimeto en la ‘busetica’ como la llaman aquí. 

El Obelisco
El Obelisco

Nos llevaron al Centro Cultural Flor Venezuela, patrimonio cultural de la ciudad: una gigante flor que se abre y se cierra al tiempo que el sol sale y se mete.  La estructura fue inspirada en la flor nacional, la Orquídea. Para cuando llegamos ahí la flor ya estaba cerrada y el parque también, pero aun había movimiento el lugar, así que compramos galletas para todos y los compartimos bajo la flor.

 

El paseo en la busetica era la parte más divertida, se sentía como un día de campo de la escuela.  Luego de la Flor nos fuimos al Obelisco –que fue construido en el año 1952 como conmemoración de los 400 años de la ciudad y por las fechas navideñas está decorado como una enorme vela de colores. 

Catedral de Barquisimeto
Catedral de Barquisimeto

Pasamos también por la catedral, que nos sorprendió mucho por su arquitectura -obra del arquitecto Jahn Bergkamp- tan distinta y moderna en comparación al del  resto de catedrales que hemos visto en Latinoamérica.  

Al día siguiente de nuestro tour por Barquisimeto, Larry nos invitó a con la familia de su esposa Jazmín a pasar la tarde y comer un asado.  Así que pasamos el domingo en El Manzano, el sitio en ql que dormimos la primera noche que pasamos en Barquisimeto. Compartimos con la familia de  Larry y Jazmín y nos reímos muchísimo todo el día. 

Nos la hemos pasado muy bien a pesar de  todas las contrariedades que estamos teniendo con la Zaigua, como lo hemos dicho antes, pareciera que sabe dónde dejarnos a pie…

 

 

Andrea

Escribir comentario

Comentarios: 0

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified