Venezuela también es un país andino

¿Venezuela es un país andino? Eso mismo nos preguntábamos cuando hace unas semanas nuestros amigos nos dijeron que no nos podíamos marchar del país sin conocer la región de los Andes con cumbres que rondan los 5,000 m.s.n.m.


Ayer dejamos a nuestros anfitriones, Pierrot y Marie, que durante varios días cuidaron especialmente a Andrea para que se recuperara lo más pronto posible de la Chikungunya. La verdad es que nos pusimos en ruta demasiado temprano, a Andrea no le hubieran venido mal un par de días más de reposo pero como ya se sentía un poco mejor y teníamos muchas ganas de sentir un poco de frío, nos pusimos en ruta hacia el Páramo.

De Barinas salimos hacia Barinitas y fue en esta población donde comenzamos a subir poco a poco. Iba a ser una prueba exigente para la Zaigua ya que la arreglamos recientemente y aún no estaba al 100% pero si ya había cruzado la cordillera andina en 7 ocasiones, seguro que la cruzaba un par de veces más.


Según íbamos ascendiendo la vegetación y la temperatura iban cambiando. La tarde estaba nublada pero aun así el paisaje era hermoso, incluso de vez en cuando se observaban enormes caídas de agua. La subida fue bastante exigente pero a nuestra “velocidad del paisaje versión en segunda marcha” conseguimos llegar hasta los 3600 m.s.n.m. tras casi 3 horas de camino.

La Zaigua necesitaba un descanso y aprovechamos para visitar la laguna de Mucubají dentro del Parque Nacional Sierra Nevada. El acceso ya estaba cerrado pero como todavía era de día los guardaparques nos permitieron entrar ya que al día siguiente el parque estaba cerrado por mantenimiento. Por primera vez en muchos meses tuvimos que agarrar las chaquetas, que bien se sentía! Esta laguna de origen glacial es uno de los atractivos de la región y a su alrededor se puede observar la flora propia del Páramo en donde sobresalen los frailejones.

Sin saber muy bien donde dormir comenzamos a descender en dirección hacia Mérida. La noche se nos vino encima y nos tocó conducir casi 40 kilómetros por una carretera de montaña que si ya es peligrosa durante el día por la noche no es nada recomendable. Nada más entrar en Mérida vimos una estación de policía y ahí pasamos la noche, bien fresquitos.


Por cuestiones de tiempo (y porque el tráfico también estaba terrible) tuvimos que limitar nuestra visita a la ciudad a un mirador desde el cual se divisa la cima más alta de Venezuela: el pico Bolívar. Además, uno de los mayores atractivos de la ciudad, el teleférico, lleva muchos meses paralizado y esto también nos desanimó un poco. En otra ocasión volveremos a conocer esta ciudad que sobresale por su oferta turística y su población universitaria, eso sí, será en invierno para poder ver todas las cumbres que rodean la localidad nevadas.


De regreso utilizamos la misma ruta pero fue un viaje totalmente diferente. Hoy el día estaba totalmente despejado y pudimos llevarnos una impresión más soleada de los Andes venezolanos. Como en toda región andina, aquí mora gente muy trabajadora que principalmente se dedica a las labores del campo. Vimos muchas áreas con sembradíos de patata y zanahoria, algunas ubicadas en zonas tan altas e inclinadas que no solo nos parecía casi imposible que se pudiera cultivar algo allá, sino que también no nos podíamos imaginar cómo bajaban la cosecha.

Otra parte de la economía se sustenta en el turismo ya que la región se presta para ello. Además de los múltiples senderos para hacer trekking, se pueden visitar lugares como la Capilla de Piedra en San Rafael de Mucuchíes, bañarse en aguas termales o pernoctar en posadas con una arquitectura muy cuidada en sintonía con la comarca. Nosotros por cuestiones de tiempo no pudimos realizar ninguna actividad pero dimos buena cuenta de la gastronomía, tienen unas empanadas de trucha con queso ahumado que son una delicia ;)

Lo más difícil del retorno no fue la subida sino la bajada. Desde la laguna de Mucubají hasta Barinitas el descenso es muy largo con tramos bastante pronunciados y a mitad del camino tuvimos que hacer una parada larga ya que los frenos comenzaban a fallar, un problemita que no queríamos tener a 3,000 metros de altura…


Nos fuimos del Páramo con ganas de más pero por lo menos podemos dar fe que Venezuela también es un país andino ;)


David

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    jhonson rojas (viernes, 30 enero 2015 05:38)

    que lamentable el contagio de Andrea las fotos de los andes Venezolanos estan muy bonitas

  • #2

    jhonson rojas (viernes, 30 enero 2015 05:42)

    Recuerden que en Barquisimeto estamos a la orden y cuando recorran 5000 kilometros pueden pasar por el negocio para el otro cambio de aceite y filtros

  • #3

    Juan Fernández (sábado, 07 febrero 2015 14:20)

    Hola jóvenes .......
    Por dónde andan ?
    Van Varios días sin saber de Ustedes ...
    Deseamos que se encuentren muy bien..
    Saludos y un fuerte abrazó

  • #4

    Zaigua (martes, 10 febrero 2015 14:46)

    Gracias por el apoyo Jhonson! a ver si podemos pasar a la vuelta a visitarles.
    Juan, todo va bien pero últimamente hemos estado bastante liados preparando algo que vamos a publicar en los próximos días, un fuerte abrazo para ti y Gilda!

  • #5

    Luis Gerardo Monteblanco Teros (viernes, 12 febrero 2021 16:56)

    Tras el ataque del Zorro Demonio de Nueve Colas a manos de Obito Uchiha, los principales líderes de Konoha sospecharon que el Clan Uchiha estaba detrás del ataque, debido a que el Sharingan tiene la capacidad de controlar a una Bestia con Cola. A causa de esto, ellos decidieron vigilar a los miembros del Clan,[2]Obito declaró que fueron obligados a vivir en un pequeño rincón de Konoha, lo cual se volvería la residencia de los Uchiha. Cuando los miembros del Clan comenzaron a planear un golpe de estado dirigidos por Fugaku Uchiha, colocaron a Itachi Uchiha como espía dentro de los ANBU para saber sobre los planes de Konoha. Sin embargo, ellos no esperaban que debido a la naturaleza pacífica de Itachi, éste se convertiría en un doble agente, dándole a las principales autoridades de la aldea información sobre los planes de los Uchiha. Esto lo hizo debido a que sabía los estragos que causarían en el interior de la aldea y que la destrucción que provocaría iba a permitir la infiltración de aldeas enemigas creando un conflicto que traería otra Guerra Mundial Shinobi. A medida que el ataque de los Uchiha se acercaba, Hiruzen intentaba buscar una manera de negociar con ellos, pero el tiempo se había agotado y los consejeros del Tercer Hokage mandaron a Itachi a matar al Clan.

    Antes de la matanza, Itachi se reunió con Tobi, quien se había infiltrado dentro de la aldea. Según Tobi, quien se hacía pasar por Madara, él lleva décadas siendo rechazado por su propio Clan por lo que desea vengar ese resentimiento, tanto con el Clan Uchiha como contra Konoha. Itachi le ofrece al falso Madara la oportunidad de ayudarlo a tomar su venganza contra el Clan, a cambio de la promesa de no atacar a Konoha, un acuerdo aceptado por el ninja. Fue también durante este tiempo que Obito Uchiha se reunió con Danzō Shimura, las circunstancias de este encuentro son desconocidas, ya que no se volvieron a encontrar hasta la Reunión de los Cinco Kages.
    Sin embargo, el Clan Uchiha ya estaba sospechando sobre Itachi, debido a que su comportamiento cambió drásticamente, además tenía numerosas misiones ANBU haciendo que faltara a varias reuniones, volviéndolo un sospechoso. Por esa razón enviaron a su mejor amigo Shisui Uchiha para mantener un ojo en él, sin embargo Shisui apareció muerto en un Río Nakano ya que aparentemente se había suicidado. Los miembros de la Policía Militar de la Aldea Oculta de la Hoja no creían que alguien como él hubiera hecho eso por lo que sospechan que Itachi estaba trás su muerte. Debido a esto, el Clan comenzó a ser más hostil con Itachi. Él negó su participación en el momento, y debido a su misión secreta de detener la revolución, en el lugar actuó con una falta de respeto hacia sus compañeros del Clan, como si estuviera empezando a perder la fé con la incesante necesidad de sus normas y reglamentos. Incluso Fugaku Uchiha, el jefe del clan y padre de Itachi, había perdido la esperanza en su hijo por completo, creciendo un resentimiento en ambos.

Buscar en Zaigua:

Google:  Yahoo:  MSN:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified